Frases del pueblo

Alison Krauss - Windy City (2017)

sábado, 31 de mayo de 2008

Nos estamos olvidando de alguien

Hace 50 años que murió el "padre" de Platero, Juan Ramón Jiménez, Premio Nobel en el año 1956, y parece que ninguna Institución Estatal se acuerde de ello.

4 comentarios:

Juan Nadie dijo...

Sí, es verdad, las instituciones se acuerdan de alguien cuando se acuerdan. Bueno, igual es lo que se llama "justicia poética", porque parece ser que Juan Ramón era como persona un ser bastante detestable, pero en fin, nadie es perfecto. Su poesía sí que tendía a serlo.

finchu dijo...

Detestable o aborrecible desde tu solo e intrasferible punto de vista verdad?

Juan Nadie dijo...

Pues no, resulta que no es mi punto de vista, sino el de la gente que lo conoció. Como es evidente yo no pude conocerlo, ni por edad ni por circunstancias, pero aún estoy por leer algún texto laudatorio sobre la vida del poeta. Qué casualidad que todos. o la inmensa mayoría coindidan en lo mismo, aportando datos: por lo visto era un bicho, qué le vamos a hacer. Tuvo a su esposa, la gran Zenobia Camprubí, traductora inmensa del poeta Rabindranath Tagore (la única hasta hace muy poco), completamente anulada por su superego. A sus compañeros poetas, no es que los ninguneara, sino que los puteaba siempre que podía (veáse su relación con Azorín). No le servía nada que no fuese él.
En fin, quedémonos con su poesía maravillosa, que es lo que procede, y hagámosle homenajes, naturalmente, pero dejemos estar lo demás; un ser humano es un ser humano.

finchu dijo...

Ah, no sabía de todo esto que me cuentas, si sabía que estuvo varias veces ingresado por depresiones.

Entradas populares