Frases del pueblo

Alison Krauss - Windy City (2017)

sábado, 31 de enero de 2009

Lo que guarda la lechuga

pincha y verás
Esto parece una lechuga, sí.
Y lo es, pero una lechuga Iceberg con un compartimento secreto para guardar cosas pequeñas de gran valor, por ejemplo joyas.

Se vende por 99 dólares (¿?) y en la página donde lo he visto dicen:

Los ladrones jamás imaginarán que dentro de la lechuga está el botín.
Nunca has visto nada como esto. Además, es tan cool.


Cool = fresco o de moda
(al menos aquí se les ve un poco de gracia a los
chicos).

Pregunto: ¿Nos hemos vuelto locos?

Si queréis ver más tonterías que se fabrican por ahí solo tenéis que ir a esta página.

lunes, 26 de enero de 2009

Absolutamente positiva

Nunca viene mal un poco de soul, ¿verdad?

Fíjense en esta chica. No siempre hace soul, pero cuando se decide lo hace muy en serio. Sus registros vocales pueden ser comparados sin forzar mucho la máquina con los de Aretha Franklin o los de Tina Turner.

Se la ve muy bien, ¿eh? No se engañen. A Anastacia, que así se llama la cantante, le diagnosticaron en 1986 la enfermedad de Crohn, una dolencia intestinal por la que tuvieron que extirparle parte del intestino. En Enero de 2003 le descubrieron un cáncer de mama. El día anterior a la operación rodó el videoclip de la canción "Love Is A Crime", para la banda sonora de la película "Chicago". En Septiembre del mismo año ya grababa su tercer álbum, titulado simplemente "Anastacia".

Nacida en Chicago en 1968 y compositora de la mayoría de sus canciones, hizo su debut discográfico en el año 2000 con "Not That Kind", y desde entonces sigue imparable.

Anastacia - Absolutely Positively

sábado, 24 de enero de 2009

Los impostores

El olvido es la madrugada donde el miedo les hace fuertes
son como amantes inexpertos despidiéndose una y otra vez
sin terminar de pronunciar nunca el definitivo adiós.
Los impostores conocen todas las entradas y salidas de los sueños
todos los rodeos que hay que dar para llegar antes a ninguna parte.
Los impostores se suceden uno tras otro
confundidos entre la niebla y el amor ciego
son el ir y venir de una misma cosa
el plazo de una deuda que no se paga.
Ellos trazan las fronteras de países imaginarios
y juegan a conquistarlos desafiando al miedo.
Son audaces ante la adversidad
y pálidos bajo el fuego.
Ellos siempre andan pisándose los talones
en su loca carrera por no ser advertidos.
Frente a la verdad son invisibles
mudos frente al silencio.
Los impostores nunca tienen el mismo rostro
ni usan palabras que los delaten,
emboscados en sus viejas gabardinas
los impostores pasean al acecho bajo la lluvia.
Dicen venir de lejos
pero son siempre del mismo lugar
sus huellas no perduran
sus manos frías cambian de color
cuando alguien las estrecha.
Los impostores habitan el amor
como se habita una casa vacía,
mienten para sobrevivir
y viven con la incertidumbre atada al cuello.
Los impostores nos engañan con su certeza transparente
nos conducen sin tregua ni descanso
al lugar de siempre.
Los impostores somos nosotros
cuando cerramos los ojos
ante el amor que duele.
UBERTO STABILE
No lo he podido remediar, este poema lo encontré en "El Coloquio de los perros" una ventana abierta a la sensibilidad, construida por la mejor gente que habita en Cartagena y tenía que compartirlo.

viernes, 23 de enero de 2009

Dios se mosquea y entra al trapo

Geniales Idígoras y Pachi hoy en el diario El Mundo.

Idígoras y Pachi

lunes, 19 de enero de 2009

Galería de fotografías de la operación israelí en Gaza

En esta dirección podréis encontrar una galería de imágenes de la franja de Gaza durante el asedio israelí, en ellas se pueden ver a los héroes de la libertad contra los terribles y sanguinarios terroristas de Hamás.

DHMO, el asesino invisible


El DHMO (monóxido de dihidrógeno) es incoloro, insípido, inodoro y causa la muerte de miles de personas todos los años. La mayoría de ellas son debidas a la inhalación accidental, pero los peligros del DHMO no se limitan a esto. La exposición prolongada a su estado sólido provoca daños severos a los tejidos. Los síntomas de la ingesta de DHMO incluyen sudoración y micción excesivas, sensación de hinchazón, náuseas, vómitos y desequilibrio de los electrolitos corporales. Para quienes hayan desarrollado dependencia, el abandono de su uso supone la muerte segura.

El DHMO:
-También se conoce como ácido hidroxílico y es el principal componente de la lluvia ácida.
-Contribuye al efecto invernadero.
-Puede provocar quemaduras graves.
-Contribuye a la erosión del terreno.
-Acelera la corrosión de la mayoría de los metales.
-Puede provocar fallos eléctricos y reduce la efectividad de los frenos de los automóviles.
-Ha sido detectado en autopsias de víctimas de cáncer.

La contaminación está alcanzando dimensiones astronómicas. Se han encontrado concentraciones significativas de DHMO en casi todos los ríos, lagos y embalses de los Estados Unidos. Pero el problema es global, y el producto ha sido detectado incluso en el hielo antártico. El DHMO ha causado daños a las propiedades por valor de millones de dólares en lugares tan alejados entre sí como California y Bangladesh.

A pesar de sus peligros, el monóxido de dihidrógeno se suele emplear:
-Como disolvente y refrigerante industrial.
-En centrales nucleares.
-En la fabricación del poliestireno expandido.
-Como retardante de ignición.
-En la experimentación con animales.
-En la distribución de pesticidas. El producto sigue presente en los alimentos incluso después de su lavado.
-Como aditivo en productos de comida rápida y otros alimentos preparados.

Las fábricas vierten constantemente DHMO residual a los ríos y al océano, y no se puede emprender medidas contra ellas porque esta práctica todavía es legal. El impacto ambiental de este componente es extremadamente alto, y no puede ser ignorado por mucho más tiempo.

El gobierno estadounidense se ha negado a prohibir la producción, la distribución y el uso de este peligroso producto químico debido a su "importancia para la salud económica del país". De hecho, la Armada y otras instituciones militares norteamericanas llevan a cabo regularmente experimentos con el DHMO y gastan miles de millones de dólares en el desarrollo de dispositivos para su control y uso con fines bélicos. A cientos de instalaciones militares se les suministra este producto por una sofisticada red subterránea de distribución, y muchas de ellas tienen almacenadas cantidades industriales de él.

Para más información sobre este producto y lo que se puede hacer para combatir su uso se puede visitar la siguiente página (en inglés):

jueves, 15 de enero de 2009

Rompiendo el silencio

Confesiones de un soldado israelí: "Tratamos a los palestinos como animales"
Comienzan a surgir en la sociedad israelí las primeras voces contra la guerra. El domingo, una marcha en Tel Aviv para pedir el final de los bombardeos en Gaza y el Líbano. Hoy, una noticia que conmocionó a la opinión pública: el sargento Itzik Shabbat anunció que se negaba a participar en la ofensiva contra Beirut, "Lo hago para oponerme a esta locura y para romper con la ilusión de que todos estamos a favor de esta guerra innecesaria basada en mentiras", afirmó este joven reservista de 28 años que vive en Sderot, ciudad próxima a Gaza en la que suelen caer los misiles Qassam de Hamás.
Se acerca la hora del regreso a Gaza. Apuro las últimas entrevistas en Jerusalén. En un café de Jaffa Road, me encuentro con Yehuda Shaul, fundador de la ONG Breaking the Silence (Rompiendo el silencio).
"Todo es una locura: la ocupación, la forma inhumana en que tratamos a los palestinos", me dice. "En Israel entras al ejército con 18 años porque quieres luchar contra el enemigo de tu país, porque quieres dejar tu marca en la historia, y haces lo que te dicen, sin pensar. Y allí todo te ayuda para que no pienses. Misiones que cumplir, órdenes que seguir".
"Y no ves a los palestinos como seres humanos, los ves como animales. Entras a su casa durante la noche, los despiertas, les gritas, las mujeres allí, los hombres allí, y rompes todo. Son cosas que no harías aquí en Israel, pero las haces allí. Y, para poder hacerlo, niegas la realidad. Es la única forma. Creas entre tú y la realidad un muro de silencio".
"Te pongo otro ejemplo: si encuentras en la noche un paquete sospechoso que puede ser una bomba, llamas al primer mohamed que encuentras en la calle y le dices que lo abra. Podrías llamar a un experto que lo desactivase, tardaría diez minutos en venir, pero mejor hacer que un palestino se juegue la vida, ya que para ti es lo mismo, no lo ves como un ser humano. Yo hacía eso con mis soldados en Hebrón".
"Y también en Nablus, cuando quería entrar a una casa, si pensaba que podía haber una bomba trampa, cogía al mohamed de turno y lo obligaba a que abriera la puerta. Es parte de la rutina del ejército: usar a los palestinos como escudos humanos".
"Lo mismo cuando estás en un check point, los obligas esperar mucho más de los necesario, a veces durante horas, y coges a un palestino al azar y le das una paliza, de cada quince o veinte que pasan, para que el resto tenga miedo y esté tranquilo. Sólo así, tú que estás con cuatro soldados más los dominas a ellos que son miles".
"Y cuando entras a Gaza con el carro de combate y ves un coche nuevo, aunque tengas espacio en la carretera, pasas por encima. Y también disparas a los tanques de agua. Para meterles miedo, para que te respeten, porque esa es la lógica de lo que nos enseñan a los soldados israelíes".
"Además, eres joven y empiezas a disfrutar de ese poder, de que la gente haga todo lo que les digas. Es como un video juego. Estás en un check point en medio de la ruta, tienes a veinte coches esperando, y con sólo mover el dedo hacen lo que tú quieras. Juegas con ellos. Los haces avanzar, retroceder. Los vuelves locos. Tienes 18 años y te sientes poderoso".
"Tres meses antes de abandonar el ejército, dirigía una unidad en Hebrón, había hecho una buena carrera, así que tenía tiempo libre. Una mañana me miré ante el espejo y comprendí que todo aquello era un error y supe que no podría seguir adelante con mi vida si no hacía algo. Por eso, apenas salí, junto a los soldados de mi unidad, montamos una exposición con nuestras fotos, se llamaba Traer Hebrón a Tel Aviv".
"Cayó como una bomba en la sociedad. Vinieron parlamentarios, periodistas. Pasaron siete mil personas. Entonces creamos Breaking the silence, donde damos espacio para que los soldados cuenten los abusos que cometen sistemáticamente. Más de 350 lo han hecho. Ahora tenemos exposiciones y vídeos en Europa, en Israel".
"Alguna gente dice que son casos aislados. Las madres dicen: mi hijo, que está ahora en el ejército es bueno, no hace estas cosas, esto sólo lo hacen los soldados beduinos o los etíopes. Pero no es cierto. Todos las hacemos, porque es la lógica de la ocupación israelí: aterrorizar a los palestinos".
"Los check points no sirven para detener a los palestinos de entrar a Israel, es para que la realidad no entre a Israel. Porque esta es una sociedad de soldados, todos pasamos por el ejército tres años cuando somos jóvenes y luego un mes al año. Y todos hacemos eso. Por eso existe el muro de silencio, de negación, porque todos somos responsables y no lo queremos admitir".
"Ellos son las víctimas, nosotros los victimarios. Pero como victimarios, también pagamos un precio. Esta es una sociedad que no se anima a mirar a los ojos a la verdad, a sus propios actos. Es una sociedad, como consecuencia, moralmente enferma".

domingo, 11 de enero de 2009

Luz





Sin comentarios

PS: cuando Juan pone "sin comentarios" es porque el mensaje que transmiten sus imágenes es tan claro que sobran las palabras. Pero yo, con toda la cara, lo pongo porque no se me ocurre nada interesante que decir.
Pues eso.

jueves, 8 de enero de 2009

¡¡¡Atención!!!

Pepe Espurz tiene Blog

Este es el dibujo que Pepe me regaló en los 80.
Se trata de un collage, una auténtica rareza, conociendo su pintura.
Bajo la axila, de este hombre que no tiene la cabeza en su sitio, se puede leer en tinta roja la palabra libertad.

sábado, 3 de enero de 2009

Blues Forever

Dos generaciones distintas de bluesmen reunidas para la ocasión, en este vídeo, tocando el famoso tema Crazy For My Baby, de Willie Dixon.

Crazy For My Baby
Los músicos son Willie Dixon y Colin James.



Unos datos sobre ellos:
Dixon (1 de julio de 1915, Vicksburg, Misisipi – 29 de enero de 1992, Burbank, California), fué bajista, cantante, compositor musical y productor discográfico.
James (17 de agosto de 1964, Regina, Saskatchewan) es un cantante y guitarrista de blues, rock y swing canadiense.

El vídeo es del año 1996.

¿Cómo lo hicieron?

Zeitgeist Addendum

Os acordáis de Zeitgeist? ¡sí hombre! aquel documental que publicamos el 26 de noviembre, ¡jo! que memoria tenemos, vamos a darnos una segunda oportunidad.
Pues bien, hay que decir que Zeitgeist es una palabra alemana cuyo significado viene a ser algo así como: "espíritu guardián del siglo".
Fué un término económico acuñado por Karl Marx para designar el concepto de superestructura.
Hoy "La Taberna" se complace en presentarles la segunda parte: Zeitgeist Addendum.
El Addendum o "apéndice"(en un libro) es una adición suplementaria de un trabajo principal.
Recomendamos encarecidamente su visión, aunque corramos el riesgo de que, como decía Platón en su "Mito de la Caverna", la contemplación y posterior descripción de la realidad del exterior, para los habitantes del interior de la caverna pueda ser calificada de locura.

jueves, 1 de enero de 2009

Feliz Año Nuevo

Hay todo un año por vivir que no podemos desperdiciar, los únicos años perdidos son los de aquellos que ya no los pueden cumplir.
Comer con moderación y placer.
Beber con inteligencia y amigos.
Amar sin freno y sin límites.
Reir cada vez que podáis.
Y si os toca llorar, ya sabéis, "es mejor frente al mar" decía el Nano.
Además también habrá interesantes propuestas como ésta:
La UC comienza a conmemorar mañana el Año Internacional de la Astronomía

¡Feliz Año 2010!

¡Feliz Año 2010!- Ein?
- No, tranquilo, no me he vuelto loco ni he dado un salto en el tiempo; es que según todos los indicios y las predicciones de los sabios en la materia, el año 2009 va a ser un año para olvidar. Por la cosa esa de la crisis, hombre.
- No sea usted tan pesimista, ya verá como este gobierno nos arregla la situación... en cuanto tenga un ratillo.
- Bueno, vale, allá usted si quiere creer en los milagros. En cualquier caso, yo me curo en salud y de paso adelanto tiempo.

En fin, lo dicho: ¡Feliz Año!... El que ustedes quieran.

Entradas populares