Frases del pueblo

Steve Martin and the Steep Canyon Rangers - Live (2014)

domingo, 13 de abril de 2014

Frases inteligentes/ 17





Una fe insensata en la autoridad es el peor enemigo de la verdad.

Albert Einstein, en una carta a Jost Winteler

miércoles, 9 de abril de 2014

Howe Gelb. Tres discos para las noches del desierto

A finales de los ochenta, Howe Gelb (1956) se escapó a vivir al desierto. Se llevó tres discos. Uno era de Miles Davis, otro era de Tom Waits y el tercero, de Tomatito. Es difícil entender qué lleva a un hombre a querer vivir en el desierto, alejado del mundo. Quizá sea precisamente eso, el deseo de estar alejado del todo. Tampoco debe resultar sencillo elegir solamente tres discos, más todavía en un hombre de discografía tan amplia y variada como Gelb.

Durante aquellos años, el músico escuchó los sonidos del desierto: sus estremecedores silencios. El último álbum de Gelb comienza con un arenoso “Bienvenidos al desierto”. ‘The coincidentalist’, su nuevo trabajo, es un disco profundo y por momentos oscuro que muestra todas las caras de la música de este hombre que tras un cuarto de siglo recorriendo las fronteras estadounidenses ha dominado todos sus géneros musicales y absorbido sus matices. Pero la curiosidad del líder de Giant Sands ha ido más allá de sus propias fronteras. Tras descubrir el flamenco, Gelb sintió que tenía una espina clavada con una música de guitarra profundamente intensa. En 2010 se quitó la espina al grabar ‘Alegrías’ en los tejados de Córdoba juntó a Raimundo Amador y lo que se bautizó como A Band of Gypsies. Aquel extraño experimento se alejaba de la manida fusión para acercarse al encuentro de músicos de distintas fronteras, en un intento de acércalas a través de la música, del compadreo, de las risas de los que no hablan la misma lengua pero comparten  el mismo idioma... ALFONSO CARDENAL

Lost Love - Howe Gelb (2013)


Vortexas (The Coincidentalist, 2013) - Howe Gelb


Howe Gelb con Raimundo Amador, Lin Cortés, Juan Panki y Añil Fernández - Posada del Potro, Córdoba, mayo 2010

martes, 1 de abril de 2014

El arrabal del tango/ 17 - Melodía de arrabal

    Melodía de arrabal, ese canto al barrio, es uno de los tangos más conocidos por estos lares, y seguramente también por los de allá.
    Compuesto por Alfredo Le PeraMario Battistella Zoppi (letra) y Carlos Gardel (música), es el tema principal de la película del mismo título rodada en Francia por Louis Gasnier y estrenada en Buenos Aires en abril de 1933, en el cine Porteño. La protagonizan Carlos Gardel, Imperio Argentina, Vicente Padula, Jaime Devesa, Manuel Paría, José Argüelles, Helena d'Algy y Felipe Sassone. Además de Melodía de arrabal, Gardel compuso para la película la canción Cuando tú no estás y el tango Silencio; Imperio Argentina cantó Evocación, No sé por qué y La marcha de los granaderos; a dúo interpretaron Mañanita de sol.
    En el filme participó la orquesta de Juan Cruz Mateo, con el guitarrista Horacio Pettorossi. En la versión discográfica Gardel canta acompañado por las guitarras de Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi.
    Hoy queremos traer aquí dos versiones: la de Carlos Gardel para la película y la magnífica del compositor, profesor y pianista porteño Juan Maria Solare, afincado en Alemania.

Carlos Gardel en Melodía de arrabal (Louis Gasnier, 1933)

Juan María Solare

Barrio plateado por la luna,
rumores de milonga
es toda tu fortuna.
Hay un fueye1 que rezonga
en la cortada mistonga2,
mientras que una pebeta3
linda como una flor
espera, coqueta,
bajo la quieta
luz de un farol.

¡Barrio...! ¡Barrio,
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental!
¡Penas, ruegos...,
es todo el barrio malevo4
melodía de arrabal!
¡Viejo barrio,
perdoná si al evocarte
se me pianta5 un lagrimón,
que al rodar en tu empedrao
es un beso prolongao
que te da mi corazón!

Cuna de tauras6 y cantores,
de broncas7 y entreveros8,
de todos mis amores.
En tus muros, con mi acero
yo grabé nombres que quiero:
Rosa, la Milonguita,
era rubia Margot,
y en la primer cita
la paica9 Rita
me dio su amor...

1 Fueye: variante de fuelle, bandoneón.
2 Mistonga: pobre, humilde.
3 Pebeta: jovencita.
4 Malevo: pendenciero.
5 Se me pianta: se me escapa.
6 Taura: jugador arriesgado; valiente, osado, corajudo.
7 Bronca: disputa.
8 Entrevero: pelea, combate.
9 Paica: muchacha.

viernes, 14 de marzo de 2014

¿Hay vacas en Nueva York?

No lo sé, pero estos vaqueros modernos con pintas antiguas me gustan.
Bluegrass actualizado.
Son el dúo Chris Thile and Michael Daves.





Nunca acabaré de sorprenderme con los nuevos músicos que se descubren por ahí.

domingo, 9 de marzo de 2014

Una visión de futuro


Querido Sr. P. Hewson -Bono-. Gracias por enviar su cinta de "U2" a RSO, la escuchamos con cuidadosa consideración, pero sentimos que no es adecuada para nosotros en este momento. Deseamos que tengan suerte en su futura carrera. Atentamente, Alexander Sinclair
RSO Records, 1979

Dios, ¿por qué no seguirían los demás el camino de RSO Records?

miércoles, 26 de febrero de 2014

In Memoriam Paco de Lucía

    
Paco de Lucía, el hijo de La Portuguesa, genial e innovador guitarrista, acaba de fallecer en México de infarto mientras jugaba en la playa con sus hijos pequeños. Descanse.
Entre dos aguas, 1976

Concierto de Aranjuez

Festival de Jazz de Vitoria, 2013

* La guitarra, una hija de la gran puta, eso es lo que's pa' mí. Me come el coco.
* Hay una relación ahí entre devoción y odio, porque es mucho el esfuerzo que tiene uno que hacer para tocar flamenco. La guitarra es un instrumento que nunca estás seguro cuando lo tocas, siempre estás vendido. Depende de tantas cosas: del estado de ánimo, del equilibrio emocional en ese momento... Para tocar muy bien o como una mierda.
* Sólo los mediocres copian. Los genios roban.
* Eso de la inspiración es mentira. Eso que decimos los artistas de la inspiración, todo mentira. A mí lo que me gusta es estar tumbado.
Paco de Lucía

sábado, 22 de febrero de 2014

El arrabal del tango/ 16 - Malena

    Malena es un nombre de tango, tituló Gerardo Herrero en 1995 su película basada en la novela homónima de Almudena Grandes. Sí, Malena es un nombre de tango, porque Malena es quizá uno de los tangos más perfectos que se hayan escrito nunca.
    Compuesto por Homero Manzi (letra) y Lucio Demare (música) en 1941, no se conoce a ciencia cierta la verdadera identidad de esta Malena. Hay muchas hipótesis, pero la más plausible parece ser la que se refiere a la cantante María Elena Tortolero, nacida en la provincia de Santa Fe, aunque de ascendencia española. María Elena había cantado con el sexteto de Vardaro-Pugliese sin mayor pena ni gloria, pero una vez disuelto el grupo se fue a cantar a Brasil, actuando desde entonces con el seudónimo de Malena Toledo. Homero Manzi la encontró cantando en un cafetín de Porto Alegre y, poeta como era, creyó ver en Malena una musa trágica, alguien que se había visto obligada a salir de su patria y cantar lejos de ella. Manzi escribió el poema y se lo pasó al pianista Lucio Demare, quien -después de haberlo olvidado en un bolsillo de su saco durante un tiempo- lo retomó y compuso la melodía en quince minutos en la confitería El Guindado. Él mismo la estrenó con su orquesta en la boîte Novelty. Para redondear la historia, cuentan (aunque seguramente es leyenda) que Malena Toledo tenía este tango en su repertorio sin sospechar que se llamaba así por ella, y que cuando se enteró quedó tan impresionada que dejó de cantar para siempre.
    La primera grabación de Malena fue la de Aníbal Troilo. Luego la grabó Lucio Demare y su orquesta típica con la voz de Juan Carlos Miranda en 1942. Más tarde la ha grabado "todo el mundo", con más o menos fortuna. Y uno se pregunta, ¿qué hubiese sido de Malena si hubiese vivido Gardel para poder grabarla?.
    Hoy vamos a traer aquí cuatro versiones, todas excelentes: la inaugural de Troilo, la de Roberto Goyeneche acompañado por Néstor Marconi, la extraordinaria de Hernán Oliva (que Gatopardo nos recordó hace unos dias en su blog off-beat persistente), y la muy serratiana de Joan Manuel Serrat.

Aníbal Troilo

Roberto Goyeneche y Néstor Marconi

Hernán Oliva


Joan Manuel Serrat


Malena canta el tango como ninguna
y en cada verso pone su corazón.
A yuyo1 de suburbio su voz perfuma.
Malena tiene pena de bandoneón.
Tal vez allá, en la infancia, su voz de alondra
tomó ese tono oscuro de callejón;
o acaso aquel romance que sólo nombra
cuando se pone triste con el alcohol...
Malena canta el tango con voz de sombra;
Malena tiene pena de bandoneón.

Tu canción
tiene el frío del último encuentro.
Tu canción
se hace amarga en la sal del recuerdo.
Yo no sé
si tu voz es la flor de una pena;
sólo sé
que al rumor de tus tangos, Malena,
te siento más buena,
más buena que yo.

Tus ojos son oscuros como el olvido;
tus labios, apretados como el rencor;
tus manos, dos palomas que sienten frío;
tus venas tienen sangre de bandoneón...
Tus tangos son criaturas abandonadas
que cruzan sobre el barro del callejón
cuando todas las puertas están cerradas
y ladran los fantasmas de la canción.
Malena canta el tango con voz quebrada;
Malena tiene pena de bandoneón.

1 Yuyo: Marihuana. Yerbajo, hierba inútil.

Entradas populares