Frases del pueblo

Duke Ellington - The Duke. The Columbia Years (1927-1962) (Disco 2)

domingo, 19 de octubre de 2014

El Congreso de los Panclastas

    Mucho me temo que este texto, que Giovanni Papini escribió en 1951, sigue teniendo validez actualmente en este país nuestro y en cualquier país occidental, sobre todo por algunos personajillos que andan pululando por ahí últimamente.

    El Congreso de los Panclastas, o sea, como lo explicaba el manifiesto, de los Destructores Universales, estaba fijado para las cinco, pero yo me retrasé en el campamento de los gitanos y llegué una hora después de la convenida.
    Servía de sede un circo ecuestre que estaba de paso por allí. [...]
  En medio de la polvorienta pista se veía un enorme cajón de embalar que servía de escenario y tribuna. [...]
    -¡Esa indigna burla debe concluir para siempre! ¡No queremos ser estafados y mofados! Nos han prometido la libertad, todas las libertades, y en cambio somos más esclavos que nunca. Libertad de palabra, libertad de imprenta, libertad de reunión, libertad de conciencia, libertades homeopáticas, para uso y satisfacción de las minorías burguesas e intelectualoides. ¡A nosotros no nos bastan! Apenas son los entremeses del gran banquete de los hambrientos de libertad absoluta y total. Bien sabéis cómo, junto a esas briznas de libertad, se destaca más aún la dureza de las antiguas prohibiciones de la moral y de las viejas esclavitudes de la ley.
    Según nuestra doctrina, es un insulto para la libertad del hombre toda limitación, por pequeña que sea, hecha a los instintos más naturales y a los deseos más comunes de nuestra especie. Y bien sabéis cuáles son los deseos fundamentales del hombre: apropiarse de lo que le sirve, aun cuando pertenezca a otro; el deseo de quitar la vida a los que amenazan nuestros intereses y nuestros gustos, el de poseer a todas las mujeres que nos agraden... Esos son los instintos secretos y profundos de todos los hombres, de todos, de cualquier raza y condición que sean, incluso son los deseos de los que crean y aplican las leyes, sin exceptuar a los jueces, a los carceleros y a los verdugos. [...]
    Una explosión de aplausos y de aullidos interrumpió al orador:
    -¡Mueran los diputados!
    -¡Abajo los ministros!
    -¡A la horca con los policías!
    -¡A exterminar a los maestros!
    -¡A fusilar a los oficiales!
    -¡Mueran los opresores!
    -¡Mueran todos!
[...]
De El libro negro, 1951
GIOVANNI PAPINI

miércoles, 15 de octubre de 2014

Parlamento andaluz

    Ocurrió en junio de este año. Durante la celebración de un Pleno en el Parlamento, mientras intentaba hablar la portavoz socialista, dos cantaoras y un cantaor pertenecientes al colectivo Flo6x8 se arrancaron por fandangos para reclamar un Proceso Constituyente y una nueva Ley de Leyes. Con toda la grasia del mundo. Fueron inmediatamente expulsados, claro, pero avisaron: "Os cantaremos las cuarenta en cualquier lugar público donde asomen vuestras venerables jetas". Olé, qué arte, si es que no se pué aguantá.


Colectivo Flo6x8

miércoles, 8 de octubre de 2014

Esa chica de ojos marrones durmiendo con el enemigo

Nada , no hagan caso, es que me apetecía volver a escuchar al viejo tío Van y contemplar a la siempre joven y alegre Julia Roberts. Ustedes disimulen.

sábado, 4 de octubre de 2014

El arrabal del tango/ 22 - ¡Victoria!

   Los tangos no sólo lloran los fracasos, el tiempo perdido, las despedidas, las ausencias... También saben reírse de todo ello.

    ¡Victoria! lo compuso Enrique Santos Discépolo (letra y música) en 1929. Fue estrenado por el comediante Pepe Arias con la Compañía de Grandes Revistas en el teatro Porteño, e inmediatamente lo grabó "todo el mundo".   
    El tango menciona algo que los españoles de mi generación conocemos muy bien: la emulsión de Scott, el famoso y asqueroso aceite de hígado de bacalao, con el que nuestras madres, pobrecitas, nos martirizaban las comidas porque les habían mentido que abría el apetito. La etiqueta de ese aceite mostraba el dibujo de un pescador llevando a la espalda un bacalao. Discépolo lo interpreta como un símbolo, una especie de Sísifo soportando su carga.

¡Victoria! - Carlos Gardel, con las guitarras de Aguilar y Barbieri

¡Victoria!
¡Saraca1, Victoria!
Pianté de la noria2:
¡Se fue mi mujer!

Si me parece mentira
después de seis años
volver a vivir...
Volver a ver mis amigos,
vivir con mama otra vez.

¡Victoria!
¡Cantemos victoria!
Yo estoy en la gloria:
¡Se fue mi mujer!

¡Me saltaron los tapones3,
cuando tuve esta mañana
la alegría de no verla más!
Y es que al ver que no la tengo,
corro, salto, voy y vengo,
desatentao...¡Gracias a Dios
que me salvé de andar
toda la vida atao
llevando el bacalao
de la Emulsión de Scott4...!
Si no nace el marinero
que me tire esa piolita5
para hacerme resollar....
yo ya estaba condenao
a morir crucificao
como el último infeliz.

¡Victoria!
¡Saraca, victoria!
Pianté de la noria:
¡Se fue mi mujer!

Me da tristeza el panete6,
chicato7 inocente
que se la llevó...
¡Cuando desate el paquete
y manye8 que se ensartó9...!

¡Victoria!
¡Cantemos victoria!
Yo estoy en la gloria:
¡Se fue mi mujer!

1 Saraca: interjección que denota júbilo.
2 Pianté de la noria: me libré. Según C. Perrotti alude al sentimiento de liberación del que ya no va a tener que deslomarse haciendo girar la rueda para sacar agua del pozo.
3 Tapones: Tacos de plástico o metal colocados en las suelas de los botines de fútbol y rugby, para afirmar mejor el pie en el terreno los jugadores.
4 Emulsión de Scott: aceite de hígado de bacalao.
5 Piolita: cuerda, cable.
6 Panete: tonto.
7 Chicato: cegato, corto de vista, miope.
8 Manye: se dé cuenta.
9 Se ensartó: se equivocó.

viernes, 3 de octubre de 2014

lunes, 29 de septiembre de 2014

Día de Campoo, 2014

Porque la tradición es la tradición.


_______________________________________

PREMIOS


miércoles, 24 de septiembre de 2014

Ibarrola en Reinosa

    En octubre del pasado año, Jose nos informaba de una exposición de Agustín Ibarrola en Segovia, donde, entre las más de treinta piezas escultóricas que presentaba, incluía tres pertenecientes a un conjunto dedicado a los trabajadores metalúrgicos de Reinosa.
    Bien, esas piezas y todo el conjunto ya están aquí. Para quedarse. Doce esculturas de gran tamaño realizadas en acero corten en la factoría Gerdau (La Naval, para entendernos), que las ha cedido a la ciudad de Reinosa. Se inauguró el lunes pasado dentro de un pequeño parque habilitado "ad hoc" en el paseo de la margen derecha del Ebro, con la presencia del propio Ibarrola y su mujer Mari Luz (quien por cierto es campurriana), y naturalmente, autoridades de Reinosa, Cantabria y la empresa Gerdau.

Fotografías de Juan Nadie

Entradas populares