Frases del pueblo

50 años del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band - The Beatles

Edición remasterizada por Giles Martin (hijo de George Martin), con unos cuantos añadidos curiosos.

sábado, 21 de enero de 2012

La historia de siempre

10 comentarios:

Anderea dijo...

¡Uf!

Todavía estoy aturdida.

Anderea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
jose dijo...

Magnífica historia y triste.
Muy bien contada.

Sin tener que ver con esto, me llegan los comentarios de Anderea repetidos. Razón?

Anderea dijo...

No tengo ni idea, Jose, voy suprimiendo los que puedo. En un momento Blogger me ha dicho que puede que mi blog esté siendo editado por dos personas simultáneamnte o algo así. Estoy de los inquilinos un poco cansada y de meter la pata, hasta... ni se sabe. Y si de verdad hay alguien aquí conmigo, le ruego que, ya puestos, arregle eso de que se acopla el sonido, que me está dejando la cabeza hecha un bombo y, además, me impide disfrutar de la música.

Pido disculpas y ayuda.

La domadora de truenos dijo...

No sé si era más triste la historia de dentro de la historia o la historia en sí. Me ha encantado. La interpretación es buenísima, una voz con personalidad: no hace falta ver al hombre para que logre transmitir todo el sentimiento.

jose dijo...

Anderea: Seguramente tienes un virus, troyano o similar.
Bájate el Malwarebytes Antimalware gratuito y hazle un escaneo rápido. Te arreglará el desperfecto.

En cuanto a lo del sonido seguramente tienes habilitado el micro y muy cerca de los altavoces. Mira en la configuración de sonido de Windows.

Anderea dijo...

Jose,

ya pasé el antivirus que me recomendaste. Y hasta parece que lo de la música se ha arreglado.

¡Muchas gracias!

PS: Ahora sólo espero que no os lleguen los mensajes repetidos.
Buena tarde.

jose dijo...

De nada y a mandar!

Lo de mandar es broma. Es que es un dicho popular.

Anderea dijo...

Ja, ja, ja... Yo que ya me estaba imaginando... Ja, ja, ja...

Juan Nadie dijo...

Extraordinario guión y una realización impecable.

Aunque la situación no tiene mucho que ver, me ha recordado un viaje en un autobús nocturno (las tantas de la mañana) de Príncipe Pío a Móstoles. Había un muchacho de color que estuvo cortejando todo el rato a una muchacha, con tal gracia y tan finamente, que todos los que íbamos en el autobús acabamos aplaudiendo.

Entradas populares