Frases del pueblo

50 años del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band - The Beatles

Edición remasterizada por Giles Martin (hijo de George Martin), con unos cuantos añadidos curiosos.

viernes, 6 de enero de 2012

Nuestro regalo de Reyes

Ya que no tenemos otra cosa, les regalamos esto con nuestros mejores deseos:


Gracias, Pepe Espurz, un abrazo.

11 comentarios:

Anderea dijo...

¿Y los traéis a domicilio?

¿La oferta es sólo para hoy?

¡Quiero cieeeeennnnnnn!!!!

Me he emocionado al ver como los papás se acercaban para que abrazaran a sus niños. Un mundo donde las personas salen a nuestro encuentro con un abrazo, abrazan, con alegría, son amigables. Delicioso mensaje.

Bueno... pues... un abrazo, taberneros y visitantes -ellas y ellos ;) .

Y a Pepe Espurz, también.

jose dijo...

Abrazos para todos.
Eso está bien. Con crisis o sin ella. No cuesta dinero y hace un poco más feliz el mundo.

Juan Nadie dijo...

No cuestan nada, nos beneficiamos todos, y la oferta es para los restos.

finchu dijo...

Dan ganas de abrazarse a todo el mundo y repartir instantes.

Logio dijo...

Si los regalan puede que nadie se apunte pero si los cobraran es posible que hubiera cola, somos así.

¡Feliz año!

Por cierto, por aquí dicen que "al xato que nace muerto es igual que le soples como que no"

Juan Nadie dijo...

Eso también lo dicen en Campoo, Logio.
Un abrazo.

alma dijo...

Pues un abrazo :D

Gatopardo dijo...

Eso es para sedar y preparar a la peña para los recortes económicos.

Juan Nadie dijo...

Un abrazo, Alma.

Puede ser, puede ser, Gatopardo, pero tampoco hay que ser tan mal pensado, hombre, y en todo caso un abrazo no hace mal a nadie (incluso a Nadie). Mejor un abrazo que una patada en los..., dónde va a parar.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola

Hace unos días paseando por mi ciudad, San Sebastián, vi a un chico como el del video que llevaba el mismo cartel. Observé qué pasaba, no se acercó nadie y me dió pena.

Miles de abrazos para todos. Nunca sobran.

Saludos.

Juan Nadie dijo...

Pues un abrazo para tí, María Eugenia, y también para el chico al que nadie quiso abrazar.

Entradas populares