Frases del pueblo

The Jerry Douglas Band - What If (2017)

viernes, 24 de octubre de 2008

Un poema para los torneros


Concentración,
………..Cansancio
……………..Pensamiento que se quiere ir lejos.
Regreso a la concentración
…………………..Cuidado
………………………..Alerta
…………………………No te descuides, no falles.
…………………. [el capataz no tiene ni puta idea]
……………………….Paciencia
………………………..Ostia cuatro centésimas
………………………..Estoy hinchado, no puedo más.
Cuarenta y dos minutos… estoy dentro de tiempo.
………………………….Cambiar las ruedas.
………………………………….Once hilos.
……………………....Todos esos tocándose los huevos.
Colgándose las medallas de mí trabajo.
…………………………………. Cuidado
………………………………………Alerta
………………………………..No te descuides, no falles.

8 comentarios:

anderea dijo...

¿La mujer de la fotografía está manejando un torno, Finchu?

finchu dijo...

efectivamente, una bonita imagen de una tornera en EE.UU. durante la segunda guerra mundial.

anderea dijo...

Gracias, nunca había visto ninguno. ¿Los de ahora siguen siendo así?

finchu dijo...

Je je je, a mí siempre me hace gracia ese desconocimiento de las máquinas herramienta, recuerdo la primera vez que le enseñé un torno a mi mujer, me pregunto ¿este hierro es un torno? ja ja ja, no distinguía entre la máquina y la pieza que estaba mecanizando, claro para mí, que empezé con quince años a trabajar de tornero y no he hecho otra cosa hasta hoy que voy a cumplir cincuenta y uno, me hace gracia esa inocencia, veras, hoy hay tornos mas modernos de los que llaman de control numérico, esto es, controlados por ordenador, pero el torno convencional, el torno paralelo u horizontal es totalmente operativo en la actualidad, tambien hay tornos llamados verticales para piezas cortas y de mucho peso, este torno que aparece en la foto, concretamente, parece un torno mixto, entre los llamados tornos revolver, para trabajos en serie antes de la aparición del control numérico, y a la vez parece que se pudiera utilizar como torno paralelo convencional, me parece a mi.

anderea dijo...

Gracias, Finchu.

anderea dijo...

La poesía refleja un trabajo que requiere gran habilidad, concentración, un trabajo de mucha tensión y no siempre muy reconocido. ¿Es así?

finchu dijo...

Así es.
Es un trabajo más parecido al de las costureras que al de los mecánicos, ya que el esfuerzo fisico no es excesivamente grande, requiere mucha constancia, mucha paciencia, cierta sensibilidad, habilidad, capacidad de aprendizaje y sobre todo, sobre todo, tiene que gustarte mucho, si no, nunca serás un buen tornero

anderea dijo...

Gracias por la información, Finchu. Me alegra que hables con tanto cariño de este trabajo, de esta profesión.

Entradas populares