Frases del pueblo

Van Morrison - Duets Re-Working The Catalogue (2015)

miércoles, 2 de marzo de 2016

Reconversión


Habiendo visto parte del amago de debate de investidura de Presidente de Gobierno, a uno, que siempre está dispuesto a echar una mano, se le ocurre que podríamos convertir el Congreso en un colegio de integración, a ver si conseguimos sacar a estos chicos adelante antes de que no lleven remedio. Ya sé que será una ardua tarea, pero algo habrá que hacer, y por intentarlo que no quede.

El siguiente artículo, aunque al lector superficial pueda parecer una de tantas crónicas frívolas y mundanas (del "cuore", vaya), es el mejor y más certero análisis de la situación que he tenido ocasión de leer estos días.

'Snchz' en su país multicolor
El George Clooney del PSOE [copyright de Susana Díaz] fue recibido con división de opiniones. El presidente del Congreso, Patxi López, llamó al orden escoltado a su derecha por Alicia Sánchez Camacho y Celia Villalobos, el silicon valley del hemiciclo [por lo innovador].

Sánchez llegó al día D con la camisa blanca de su esperanza y la corbata estrecha como si fuera una soga. No era para tanto. Él está convencido de que puede formar gobierno y de momento, no sabemos si se trata de su optimismo patológico (ríanse de ZP, observador de nubes) o de que en efecto, es un trilero (pacto por aquí, pacto por allá) a punto de llegar a algún acuerdo con otras fuerzas políticas además de Ciudadanos. El viernes tendremos que afrontar con él la realidad.

Su discurso siguió las pautas habituales de cursilería, rimbombancia y corrección política -"los 350 mujeres y hombres que forman el Congreso"- aunque sorprendió cierta falta de vehemencia. Sería la falta de concreción de sus propuestas. "Un pragmatismo utópico, una utopía pragmática. (...) El mestizaje ideológico (...) En corrupción, renunciaremos al y tú más", decía como si fuera una abeja Maya en su país multicolor. Ya verán: si logra gobernar echaremos de menos la crudeza bestiaja de Montoro.

Pero no todos pensaban igual. A Fernández Vara, el sensatísimo presidente de Extremadura, le pareció que su secretario general había hecho un "discurso muy correcto".

Los cambios en el hemiciclo eran muchos. Ninguno incluía a Rajoy, que rumiaba [¿un chicle?] las palabras de Sánchez como si fuera un venado viejo en el pasto. A su lado, Sáenz de Santamaría. Había llegado capitaneando a sus gaviotas, entre las que estaba Lasalle, que miraba con recelo a los "cesaristas bonapartistas posmodernos" [como definió a Albert Rivera]. En la segunda fila, mientras Sánchez hacía analogías entre alta cocina y gobierno, Dolores de Cospedal -normaduvalizada- no cesó de parlotear con Hernando. Natural, en el PP se contemplaba la sesión como una "pérdida de tiempo".

Desde la tribuna de prensa, no se vislumbra la nueva política. Por eso era imposible dilucidar a quién dedicaba Monedero un saludo militar. El fundador de Podemos estaba justo al lado de la familia de Sánchez, que observaba a su guapo desde la tribuna de invitados. En la fila superior, se sentaron Rosa Conde y Carmen Alborch, dos históricas del PSOE que no debían tener nada de lo que hablar porque colocaron los abrigos y bolsos en el sillón que quedó libre entre las dos.

En el palco contiguo, aunque también incluidos en la sección paleontológica de nuestra política nacional, Yogui (Cándido Méndez), Bubu (Toxo) y Amparo Rubiales mirándose las uñas.

Iglesias llegó de camisa negra y se marchó diciendo que el discurso de Sánchez había sido más de lo mismo. "Buah", se le escuchó decir cuando subió en ascensor a su despacho. Le secundó Errejón en la posterior rueda de prensa. El par no cesó de reírse de cada una de las cosas que decía el aspirante a presidente. Bescansa, sin su hijo al pecho, se despojó de la chaqueta vaquera con la que había estado trasegando en las horas previas a la sesión y lució camisa de seda como la señora bien de Santiago que es. Victoria Rosell no exigió trato VIP alguno y se sentó muy tranquila a escuchar la perorata. En lo que se refiere a las otras damas podemitas, habría que recalcar que pese a que Tania Sánchez se aposenta ahora más lejos de Iglesias que Irene Montero, se la veía muy jacarandosa en minifalda [esta es una crónica tan frívola como la alocución de Snchz].

Camisa blanca también llevaba Albert Rivera. Nadie escuchó lo que habló de bancada a bancada con Jorge Fernández Díaz. Quizás fuese que Sánchez se había saltado en su alocución la parte en la que aludía a la eliminación de las diputaciones. "Iba largo", se justificó el PSOE.

Rajoy se pasó la sesión haciendo bolitas de papel [una sería para envolver el chicle]; el miércoles le dará un buen baño de blanco y negro al abejo Maya y a su país multicolor.

Entonces le sacarán a Rita Barberá y comenzará el "y tú más".
EMILIA LANDALUCE - El Mundo, 01/03/2016

16 comentarios:

marian dijo...

░░░░░­░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░░ (Rascar)

Juan Nadie dijo...

¿Y qué puede salir si rascas? Si no sale nada, me deprimiré.

marian dijo...

Primero rasca, a ver qué pasa.

carlos perrotti dijo...

Esta es muy localista... pero me quedo esperando a ver qué saca Marian de la galera.

Juan Nadie dijo...

¿Qué será, será?

marian dijo...

░░¡Oh! Lo sentimos. Siga intentándolo░░

marian dijo...

Acabarán poniéndose de acuerdo con tal de asegurarse de que el PP no gobierne. Repetir las elecciones es correr el riesgo de encontrarse sorpresas, pactando se evitan ciertos riesgos (y se crean otros:)

Juan Nadie dijo...

Ya.
No, no se pondrán de acuerdo ni para echar a la "bestia", que curiosamente, y no es la primera vez, ha intentado y casi conseguido o en vías de conseguir, resucitar a España.
No hay arreglo, las cosas se han enconado tanto entre los dos partidos mayoritarios, que no hay nada que hacer, todo entre ellos se ha convertido en algo personal, no se tragan. Solución: si hay nuevas elecciones, perdón, cuando haya nuevas elecciones, la cosa está muy clara: que se vayan todos los cabezas (cabezones) de los partidos y dejen a otros que intenten pactos. Rivera me sigue valiendo, porque es el único que ha intentado tender puentes, en lugar de dinamitarlos; caminando, eso sí, por la cuerda floja.
No se engañe nadie, unas segundas elecciones nunca son como las primeras. Después del ridículo hecho por Sánchez en la sesión de "desinvestidura" (amigo Sánchez, una cosa son los sueños, y otra muy distinta la realidad), le auguro al PSOE una buena "travesía del desierto".

De Pablito no diremos nada. Ya se encarga él de desautorizarse a sí mismo como demócrata a cada paso, a cada declaración y a cada grito extemporáneo.

marian dijo...

Dejando a un lado lo de "resucitar a España", que me llevaría mucho tiempo "matizarlo", voy a lo otro, y me parece que todavía nos queda mucho por ver, y visto lo visto, cualquier cosa es posible, pero cualquier cosa.
De Pablo Iglesias Turrión, sí voy a decir, de su "manchado de cal" Ah, bueno... y el otro, el "manchado de sangre" es para él un preso político, qué bonito, y se queda tan ancho. La doble vara de medir de siempre aplicada a la "nueva política"

Juan Nadie dijo...

"Nueva política" que propugna la gente de Podemos, y que, como ve cualquiera que no tenga antiojeras, es una antigualla, es volver ochenta años atrás, como mínimo, si no cien.

Quizá habría que empezar a instruir a cierta gente en lo que significa la palabra democracia. No, calla, no, que eso lo harían (e intentan hacerlo) quienes te dije.

En lo de "resucitar España" -e intuyo por dónde vas-, seguramente me expresé mal, pero yo sólo me refería a sacarla del fondo en que la habían hundido... quienes también te dije.

marian dijo...

Tranquilo, Charlie, te he entendido. Ayer me refería a no alargarme porque con fiebre no quise hacer el esfuerzo. Otro día (a lo mejor - o a lo peor-) sí me alargo:)
La "Nueva política" debería ser la de la conciliación "nacional" de una puñetera vez, y la ocasión la están desperdiciando.
Todo resulta una impostura, tanto en la corrección como en la incorrección.

Juan Nadie dijo...

La reconciliazión entre españoles hace años que la habíamos conseguido, hasta que llegaron ciertos "guerracivilistas", que parece que están más cómodos enfrentando ideológicamente a la gente, y ahí estamos. La regeneración de la administración y de los usos públicos es lo que toca ahora.

Juan Nadie dijo...

Cuídate esa fiebre.

marian dijo...

Va la cosa mejor, gracias.
En estos tiempos de Internet, tendríamos que tener la posibilidad de acceder (previa identificación para el acceso) de todo lo que se realice en la administración pública, de todo. Desde a quién se le adjudica un contrato y su proceso, hasta el último bolígrafo que se compre. De todas las cuentas contables, de nombramientos, de cualquier cosa, poder fiscalizarlo a través de Internet, y con la posibilidad de poder pedir explicaciones y si no convencen poder realizar denuncias. Las cuentas deberían ser públicas y su acceso un derecho, y si hay que crear un departamento y tribunal para el caso, pues se crean. Se conseguiría transparencia y se evitarían muchos chanchullos y despilfarros si se supieran controlados. Saber cómo administran el dinero público.

Juan Nadie dijo...

Uf, no dices tú nada. Cuentas públicas, desde luego, como en cualquier comunidad de vecinos, y un país no es más, si lo mirás bien, que una comunidad de vecinos, sólo que mucho más compleja.
¿Poder fiscalizar las cuentas del Estado a través de Internet y poder realizar denuncias? No, qué barbaridad. No lo has pensado bien, pero los despropósitos que podrían cometerse serían impresionantes y se paralizaría completamente la administración, porque imagínate lo que podría surgir de Internet.
No, hay sufientes instituciones para controlar el funcionamiento de la nación. El problema es que ahora mismo, y desde el comienzo de la democracia, dichas instituciones están conchabadas entre sí. Por ahí habría que empezar a meter mano, pero nadie quiere, a nadie que gobierne le interesa.
Me doy cuenta de que me estoy explicando muy mal, pero seguro que me entiendes.

marian dijo...

Ya sé que suena a barbaridad. Pero hay formas, no de cualquier manera, sino a través de un certificado digital, por ejemplo, no anónimamente desde luego. Habría que buscar una manera, y si se hace bien no paralizaría la administración. Pero bueno, si lo de pedir explicaciones y denunciar, en un principio, puede ser un obstáculo, se estudiaría mejor, pero para empezar nos conformaríamos con poder ver lo que hacen y cómo lo hacen, que sepan controlarlos. Está todo informatizado, pues esas cuentas informatizadas las debería poder ver todo el mundo (que se identifique), que se sepan controlados. Pero ante cualquier iniciativa de control siempre se le pondrán trabas e imposibles.

Entradas populares