Frases del pueblo

Van Morrison - Duets Re-Working The Catalogue (2015)

viernes, 14 de diciembre de 2012

La sanidad no se vende, se defiende.

35 comentarios:

Gatopardo dijo...

El neoliberalismo solamente socializa las ayudas a las entidades bancarias, ¿o es que no os habéis enterado?

Juan Nadie dijo...

Perfectamente. Y resulta que la Seguridad Social en este país la universalizó un hombrecillo llamado Franco. Para caérsenos la cara de vergüenza, sobre todo a quienes van de progres por la vida.

finchu dijo...

Esa afirmación es simplista y tendenciosa.

Juan Nadie dijo...

Ni una cosa, ni la otra, y tú lo sabes, Marcelino :-)

Gatopardo dijo...

Pero cierta.

finchu dijo...

Pero falsa, y no me hagáis escribir que estoy muy cansado.
Buscaros información por vuestra cuenta, o si no, no quejaros cuando os llamen fachas.

Seguridad Social dijo...

Lamento comunicarle Sr. Finchu que está usted equivocado.

Haría bien en informarse correctamente.

Atentamente.

finchu dijo...

Venga, ya estoy más descansado, voy a explicarme.
Año 1957, yo nazco y el dictador cumple 65 años, España está al borde del colapso, apagones de luz, los trenes cuando llegan, lo hacen con horas de retraso, los taxistas de Madrid cambian la gasolina por bombonas de butano... etc. etc.
20 años después de que los nacionales entraran en Reinosa, Franco y la Falange se negaban a reconocer su fracaso, para ellos no había otra política que el "cierra España" y continuar la limpieza con más zanjas al borde de la carretera.
En un tenso consejo de ministros, los camisas viejas sacaban las pistolas y los del Opus los crucifijos, entonces Franco tomó una decisión, "haced lo que queráis, yo me marcho", o sea se jubila.
Los del yugo y las flechas se quedan desamparados y los tecnócratas del Opus con la ayuda de los norteamericanos comienzan una tímida apertura, cambian la imagen del caudillo victorioso por la del abuelito bondadoso pasendo a los nietos, pescando, cazando, y sólo se cuenta con él para alguna innauguración, alguna frima de pena de muerte y poco más.
Entramos en los sesenta con la nueva política, que produce unos resultados espectaculares, crecemos a una media del 7% anual y es a mediados de los años sesenta cuando se pueden aplicar esas mejoras en la seguridad social de las que hablamos.
Atribuírsele el éxito a Franco es tan falso como decir que fue él quien hizo los famosos pantanos, ya que se trataba de un proyecto ideado y diseñado por la República, que se encontraron cuando llegaron a los ministerios, con la diferencia de que la República lo iba a hacer con trabajadores y no con mano de obra esclava.
Comprobad estas cosas, veréis como no es tan simple como decir, que todo lo que se hizo desde el 36 al 75 se hizo porque Franco lo ordenó, de hecho la mayor parte de las mejoras que experimentó España se hicieron cuando se jubiló, y a su pesar.

Juan Nadie dijo...

Ondia, qué análisis, macho! Impresionante.
Por cierto, en ese "análisis" no entra para nada la Seguridad Social. Leamos un poco a ver...

finchu dijo...

Entramos en los sesenta con la nueva política, que produce unos resultados espectaculares, crecemos a una media del 7% anual y es a mediados de los años sesenta cuando se pueden aplicar esas mejoras en la seguridad social de las que hablamos.
Creo que te has peerdido este párrafo.

Gatopardo dijo...

En cualquier caso, éstos "demócratas" se están cargando todo lo que suena a social, lo que no logró el fascista Franco en un mayor periodo de tiempo
Habría que comparar las leyes laborales franquistas, y compararlas con las actuales, igual nos llevábamos una desagradable sorpresa.

Gatopardo dijo...

En cualquier caso, éstos "demócratas" se están cargando todo lo que suena a social, lo que no logró el fascista Franco en un mayor periodo de tiempo
Habría que comparar las leyes laborales franquistas, y compararlas con las actuales, igual nos llevábamos una desagradable sorpresa.

Seguridad Social dijo...

Señor Finchu, le ruego se informe debidamente de quién puso en marcha la Seguridad Social en España y no divague más, ni tergiverse a su conveniencia la realidad más absoluta.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, los pantanos se hicieron con Franco, a ver si nos vamos enterando, aunque les duelan las carnes a algunos tener que reconocerlo.

Juan Nadie dijo...

Gatopardo a tenido una idea ciertamente peligrosa: comparar las leyes laborales franquistas con las actuales, igual nos llevamos un susto.

finchu dijo...

Estamos hablando de una dictadura militar, las leyes se aplicaban a quién querían y como querían.
No era un Estado de Derecho.
Cualquier ley era papel mojado si les apetecía, pero... ¿es que no os acordáis?

Gatopardo dijo...

Recuerdo que para los empresarios era mucho más difícil despedir a sus empleados, que los puestos de trabajo eran fijos, que no había contratos basura......

Juan Nadie dijo...

Nos acordamos perfectamente, Finchu, que ya éramos mayorcitos entonces, y no queremos volver a ello, ¿vale? Digo, por si piensas otra cosa.

Juan Nadie dijo...

Lo que dice Gatopardo es verdad.

finchu dijo...

Despedir a los trabajadores durante la dictadura era tan facil como mandar a la guardia civil y que arrestaran e incomunicaran a un trabajador durante tres días, tras los cuales el trabajador había perdido toda relación con la empresa, se hizo miles de veces.

Gatopardo dijo...

Pero sería por motivos extralaborales .

finchu dijo...

Por cualquier motivo.

Gatopardo dijo...

Me extraña, de hecho no conozco ningún caso.

finchu dijo...

Pues te voy a contar uno que estuvo en boca de todos en el puebluco, no sé si recordadrás a un constructor muy famoso, le llamaban "Goyón".
Pues bien un día, un albañil que tenía fue a consultar en el sindicato vertical... no recuerdo que asunto, bueno, el caso es que el hombre ese día no comió por acudir al sindicato, cuando volvió por la tarde al tajo, Goyón le estaba esperando. Le dijo: "Tú, sindicalista, coge tus cosas y tira pa tu casa".

finchu dijo...

Así de facil era despedir entonces.

Juan Nadie dijo...

La versión es bastante buena, lástima que sea mentira.

finchu dijo...

Puede ser, yo lo creí cuando me lo contaron.

finchu dijo...

En fin, has vuelto a ganar, pues nada... que vendan la sanidad, que se le va a hacer.

Juan Nadie dijo...

¿Cómo que he vuelto a ganar? Yo no estoy compitiendo.

Anderea dijo...

Visto desde fuera, pareciera que sí. En un juego titulado: "Yo tengo la razón, yo sé, y tú no, tú estás equivocado".

Es un juego que practicamos mucho, a todos los niveles, en nuestra sociedad. Y que suele tener muy malas consecuencias: vencedores y vencidos, pérdida de posibilidades, menor bienestar...

Anónimo dijo...

Lo que es mentira, es mentira.
Lo que es verdad, es verdad.
Una mentira no es verdad.
Una verdad no es mentira.

Juan Nadie dijo...

Vale, Anederea, no te líes ni te obligues.

Anderea dijo...

Justo lo que me parezca conveniente, Juan.

La verdad es que no tengo ninguna intención.

Que tengáis una buena tarde, semana...

Vale.

Anderea dijo...

Lo olvidaba: El vídeo me parece muy claro e impresionante.

Gracias, Finchu.

Juan Nadie dijo...

Pues sí, la verdad es que impresionaría si tuviese algo que ver con lo que se vive aquí.

Entradas populares