Frases del pueblo

Alison Krauss - Windy City (2017)

lunes, 5 de marzo de 2012

Ñapas

¿Porqué nos gustarán tanto a los hombres las herramientas? Es que nos quedamos colgados en cuanto topamos con el escaparate de una ferretería y nos tienen que sacar de allí a empujones. ¿No les ha pasado nunca, queridos colegas de género? Nos hace casi tanta ilusión como a una mujer una tienda de cosméticos. Vamos, que algunos hasta coleccionamos herramientas, aunque no sepamos para qué sirven. Ahora, eso sí, a la hora de utilizarlas en casa, procuramos escaquearnos todo lo posible hasta que no queda más remedio, y entonces... cuando nos ponemos, nos ponemos. Esa fotografía de la abuela que andaba rodando por ahí desde hacía décadas, fíjate qué bien ha quedado, aunque para ello hayamos tenido que masacrar media pared con el taladro, pero no importa porque la abuela tapa divinamente el desconchado. ¿Y qué me dices de la lámpara del salón que andaba medio bizca desde que tenemos memoria?: ahora está bizca del todo, y dudo que se recupere. Pues, ¿no goteaba ese grifo desde que se inventó el agua? Éste ya no gotea más, básicamente porque tendremos que acabar llamando al fontanero, que ya verás qué factura...

En fin, los hay peores. Vean, vean...

14 comentarios:

Gatopardo dijo...

Tengo un vecino aficionado al taladro, no te digo más....

Juan Nadie dijo...

Uff, vaya cruz que te ha tocado, majo. Paciencia.

marian dijo...

Tiene que ver con la supervivencia

Es que tenéis muy arraigados en el código genético vuestros primeros tiempos en la Edad de Piedra, tiene que ver con la supervivencia.

Pero parece mentira, un hombre de ciencia como tú (sois los peores) lo de la tienda de cosméticos…
Sobre esto habrá que pasarte factura.

Juan Nadie dijo...

Sabía que no debía poner esa frase, je, je :-)

Anjanuca dijo...

Mi hermano dijo un día eso de "quita, que te lo vas a cargar. ya lo hago yo". Ahora en la puerta del baño lucen dos preciosos percheros para colgar los albornoces... por el otro lado asoman dos pedazos tornillos barraqueros...

Besucos.

finchu dijo...

Los niños se parten de risa con los gomaespuma, los mayores no tanto, si no que se lo digan a mi amigo Manolo que le ha pasado lo mismo que a la señora de espuma. Con lo habilidoso que es él, contrató a un artista del "gotelé" para que le quitara algo de trabajo y le ha dado el doble porque ha tenido que repasarlo todo y le ha cobrado como si le hubiera pintado el guernica.

marian dijo...

¡Ah tunante!, ha sido conscientemente. Entonces no me preocupa, pensaba que era cosa del inconsciente.

Para buenos chapuzas, los inolvidables Pepe Gotera y Otilio...

Juan Nadie dijo...

Tu hermano es de los míos, Anjanuca.

Juan Nadie dijo...

Por eso digo que los hay peores, Finchu. Si puedes hacer una ñapa tú solo, no llames a nadie, insensato!

Juan Nadie dijo...

Buenooo, Pepe Gotera y Otilio son mis maestros, Marian. Y no digamos Manolo y Benito...

La domadora de truenos dijo...

Lo del escaparate de la ferretería es el retrato de mi padre. Después de 35 años viviendo en una ciudad más grande y con más ferreterías, seguro, cada fin de semana tiene que pasar a ver el escaparate de "Los Pedros", y por supuesto decir cada vez que necesitas algo para el bricolaje: eso los encuentras en Los Pedros estupendamente.
¡Y será verdad!

Juan Nadie dijo...

Ya te digo yo que es verdad, lo que no encuentres en "Los Pedros" de Reinosa, sencillamente es que no existe.

jose dijo...

O no existe, o lo tengo yo, que lo guardo todo en previsión de algún uso no estandar.
Y eso que me ahorro.

Juan Nadie dijo...

Para quienes no conozcan a Jose personalmente, diré que Jose lo arregla "todo, todo y todo" incluso sin herramientas, porque si nos las tiene a mano se las fabrica. Qué tío, no he visto una cosa igual.

Entradas populares