Frases del pueblo

Alison Krauss - Windy City (2017)

martes, 23 de marzo de 2010

Lecciones democráticas de España a Cuba

25 comentarios:

jose dijo...

Lo mismo que este canal ha hecho con este vídeo, se puede hacer en cualquier otro canal de cualquier parte del mundo,... porque 'en todas partes cuecen habas'.
Pero mientras que aquí se permite que este vídeo vea la luz y se propague, en algún que otro sitio, no.
Hay que dejar de ver este tipo de propagandas, porque no son beneficiosas para la salud... mental.

finchu dijo...

Son siete vídeos.
Opino que sí deben de verse.
A no ser que estés sugiriendo algún tipo de censura.

jose dijo...

En absoluto.
Los veré y luego te cuento la impresión.

jose dijo...

He intentado ver los siete vídeos que me recomiendas, pero sinceramente te lo digo, me parecen manipulaciones, que, como dije anteriormente, se pueden hacer en cualquier sentido, en cualquier parte del mundo y sobre cualquier cosa.
Pero hete aquí que me he encontrado con esto http://www.youtube.com/watch?v=szSDL6RbtP8
y esto http://www.youtube.com/watch?v=aD8y8SM_nRs, que puede ser verdad o no, depende de como lo vea cada uno, pero está razonado.

finchu dijo...

Yo no soy un gran estudioso del marxismo, pero algo he leído.
Puedes ir a la wikipedia y comprobar por ti mismo que éste, autodenominado doctor, sabe bastante menos de marxismo que tu y que yo.

finchu dijo...

Puedo comprender a quien no quiera complicarse la vida con historias de las que cree no va a sacar nada de provecho.
Como dice la moraleja del pajarillo: "si estás de mierda hasta el cuello pero estás calentito, cállate"
Pero como sé que hablo con personas inteligentes, de pensamiento independiente, con cierta cultura... vamos, que no se chupan el dedo.
Contestaros a vosotros mismos esta pregunta esta pregunta:
¿De verdad hay alguien que crea que en España no hay censura?

Juan Nadie dijo...

Autocensura sí que hay, pero allá cada cual.
Yo también he dicho alguna vez, como Jose, que estas cosas no hay que verlas por salud mental, pero ahora mismo no estoy muy seguro, creo que tapándose un poco la nariz, porque la basura huele, merece la pena verlas para curarse de ellas.

Anderea dijo...

En todas partes cuecen habas... y en la mía a calderadas.

En España, claro que la hay (censura, digo). Y en Holanda y en...
En unas partes, mucho más que en otras.
Pero no sabría decir si alguien puede dar lecciones. Hay formas y formas... No lo sé.

Tu imagen del pajarito, sin embargo, Finchu, me ha parecido fuerte e innecesaria dirigida a un amigo. Quizá te haya entendido mal.
Hay formas también para decir las cosas, las verdades. Igual que hay formas para censurar o retirar de la calle a las personas que dicen o hacen lo que no le va al gobierno de turno. Sin embargo, creo que no es igual retirar de la calle a un grupo de diez señoras mayores que a un colectivo de 300 ó 400 personas que no sabemos cómo llegan... Tal vez (y aunque tengas razón), un rápido análisis de las imágenes, de las situaciones que representan, nos lleve contra el argumento. Lo veré otra vez.

Y sí, en todas las situaciones, se trata siempre de retirar, censurar.

Los otros videos de Jose, ¿están repetidos? Apenas los entiendo y lo que entiendo... no creo que aguante ni la primera escucha. ¿Qué es contrapropaganda?

Anderea dijo...

Pues sí, algunas situaciones no parecen ser peligrosas y la policía, por ejemplo, la Guardia Civil, en la primera, entran fortísimo, de forma realmente brutal.

En mi pueblo, hemos visto bastante, para saber qué es la censura, venida de diferentes fuentes de poder y violencia.

Asquito me da todo esto. ¿Mascarilla, pinza, escafandra...? Todo es poco, porque lo peor es que resulta ser altamente contagioso y/o endémico en los lugares de poder.

Que tengáis una buena noche, con alguna que otra sonrisa, musutxu, amorcito, simpatía... vaya, calentitos sin necesidad de porquería ni de conciencia ni de nada más que cariño. Un descanso.

Siendo conscientes: ¡Haz el amor y no la guerra!

"Si hoy sacara a la calle mi alegría,
las flores tomarían el asfalto.
Sonreirían todos los crisantemos.
La muerte perdería la partida.
Un aroma de sal,
de mar,
de sexo,
inundaría las plazas de las flores.
Y mis amigos cantarían
conmigo
todas mis canciones".
Finchu en y para el colectivo.

finchu dijo...

¿Quien ha hablado aquí de autocensura? las imágenes de la guardia civil golpeando a los jornaleros andaluces, lo destaqué en la perdiz con una viñeta y la leyenda nos llevaba a la página del sindicato de obreros del campo andaluz, las imágenes se hicieron con un movil y se colgaron en internet.
Ningún medio de comunicación se hizo eco de ello, ningún periódico de esos tan plurales que circulan por aquí dijo ni media palabra, si consideramos que enterarnos a través de internet por medio de los propios jornaleros es ausencia de censura, convendremos que en Irán, por ejemplo, tampoco hay censura, ya que por los mismos medios nos enteramos de las manifestaciones de la oposición al régimen de los ayatolás.
Y como este caso, el del policía que deja sin conocimiento a una joven en Madrid, etc. etc.
Por estas y otras muchas deficiencias de nuestro sistema democrático, es por lo que pienso que no estamos en condiciones de dar lecciones a nadie.
Antes de querer arreglar las casas de los demás, deberíamos mirar nuestros propios cimientos.
Almudena, lo del pajarillo y la moraleja es un chiste que tal vez desconozcas, es tan famoso que di por sentado que todos lo sabrían pero os lo cuento.
Erase una vez un pajarillo que junto con sus compañeros viajó al norte para pasar el verano, llegado el momento de regresar al sur para pasar el invierno, vió marchar a sus compañeros, pero él pensó, yo iré unos días más adelante, queda mucha comida y aún falta mucho para que llegue el invierno.
De pronto un cambio brusco de temperaturas y el invierno llegó de golpe.
El pajarillo echó a volar como un desesperado tratando de alcanzar tierras cálidas, pero el frío, la lluvia y el viento le fue debilitando hasta que no pudiendo más, calló a tierra.
Ya perdida la esperanza, ocurrió algo milagroso, un buey que pasaba por allí sintió ganas de defecar, y fué a caer el pastel precisamente encima del aterido pajarillo.
Aquello ciertamente olía mal, pero estaba calentito, poco a poco fue recobrando energías y fuerzas, sacó la cabeza por encima de la boñiga y comenzó a piar con alegría.
Un gato que pasaba por allí oyó piar al pajarillo, lo sacó, lo limpió un poco y se lo comió.
Moraleja.
Bueno, en realidad este cuento tiene tres moralejas.
La primera moraleja que nos enseña este cuento es que: "No todo el que te echa mierda encima es tu enemigo"
La segunda moraleja de este cuento es que: "No todo el que te saca de la mierda es tu amigo"
Y la tercera es que: "Si estás de mierda hasta el cuello pero estás calentito y agusto, pues cállate y no la píes"

Juan Nadie dijo...

¡Joé, macho, acabarán encerrándonos a todos en un frenopático! Y no sé si harían bien...

jose dijo...

Lo del pajarito lo conocía y por eso lo había comprendido a la primera.
Si no continué con la discusión, fué por dos razones, a saber:
Primera, que estos días estoy bastante agobiado con otros temas que nada tienen que ver con los blogs ni internet.
Y segundo, que yo no creo que haya censura por estos lares, pero es mi idea y no quiero inculcársela a nadie, que luego me copian.
En serio, cada uno censura lo que no le gusta, léase 'uno' por periódicos, instituciones, etc.
Me explico, si un periódico censura una cosa, te vas al de signo contrario y ahí tienes lo que el otro no te explicaba, o te vas a internet y siempre habrá alguien que te lo cuente.

No pensaba seguir porque como dice Juan, estamos para que nos encierren. Deberían encerrarnos!

En cuanto a los vídeos que puse, Anderea, no están repetidos. Es un discurso en dos partes. Y creo que se entienden muy bien, porque está muy claro todo.

Pero por favor, insisto, no me hagáis caso, que luego me copiáis y yo no soy la Sgae y no puedo cobraros.

Juan Nadie dijo...

¡Seño, que Pepito me copia! Uf!, esto va derivando a no sé sabe qué.

Anderea dijo...

Bueno, vale, "Antón pirulero, cada cual a su juego". Pero yo al frenopático, no, ni hablar. Que me han dicho que luego, a lo peor, o no te dejan salir (que hay mucha censura y mucha copia) o si sales, por la calle te miran mal (que hay mucha censura y mucha copia). Ja, ja, ja...

Un abrazo de buen finde para toos y toas.
Jose, que vaya bien lo otro.

Es fantástico este blog. Pero cómo se os ocurrió lo de traspasarlo. Estos culés...

jose dijo...

Como dicen en Irlanda: 'Si el problema tiene solución, para qué te preocupas; y si no la tiene... para qué te preocupas!'

finchu dijo...

Para solucionar los problemas primero hay que entenderlos, creo que ya sé donde está el problema.
La información es procesada de forma subjetiva por muchas personas, asi en Cuba, por ejemplo, para un comunista no existe la censura, pues lo que le gusta ver y oír lo ve y lo oye.
Aquí ocurriría algo similar con aquellas otras personas fans de Belén Esteban, del Rey, de Monseñor Rouco Varela, Esperanza Aguirre, Aznar,etc. etc.

Anderea dijo...

"La información es procesada de forma subjetiva por muchas personas..."

No, Finchu, es procesada de forma subjetiva por todas las personas, por todas. Por los taberneros, por quienes os visitamos, por cubanas y leoneses, vascos, gallegos...

Y cuanto antes lo admitamos y contemos con ello, antes encontraremos soluciones a tantas porquerías que hacemos los humanos y las humanas cuando nos da por ponernos en versión lado oscuro y malo, enemigo.

Un muxu.

jose dijo...

De acuerdo con Anderea.
Lo suscribo.

Juan Nadie dijo...

Yo también.

finchu dijo...

Yo no.
Por lo que a mi respecta, en lo posible intento ser objetivo y tener empatía con quienes más sufren.
Soy incapaz de comprender porqué alicatar el Parque Natural de Calblanque, declarado de Especial Protección por el Consejo de Europa, tiene un tratamiento informativo local, y los abdominales de Cristiano Ronaldo o la nariz de Belén Esteban es de interés nacional.
Y para mí la desinformación es otra forma de censura.

Anderea dijo...

Pero intentar ser objetivo y serlo no es lo mismo, Finchu.

Habrá grados de mayor o menor "intersubjetividad" o acuerdo entre sujetos, pero no creo que sea posible para un ser humano ser objetivo. Siempre percibimos, interpretamos, pensamos, conocemos, desde nuestra historia, nuestros intereses, deseos, necesidades, experiencias, valores, ideología en general, nuestros sentimientos, nuestras capacidades. Nuestra percepción, para empezar, es limitada. No creo ni siquiera que tengamos la misma capacidad auditiva de un perro o la misma sensibilidad térmica que otros animales, ni la agudeza visual de otros ni...

Es cierto que hay quien sólo quiere saber de lo que se ajuste a lo que él piensa o quiere, y que, sin embargo, hay quien siempre está dispuesto a escuchar el punto de vista, la necesidad... de la otra persona. Eso es así. Pero objetivos (conocedores al margen de ellos mismos), no son ninguno de ellos.

Bien, tú tienes unos valores que no son los dominantes y para ti (y para mí) son mejores que los dominantes. Pero eso no quiere decir que por ello seas más objetivo ni siquiera quiere decir que tus valores sean "los" valores.

Claro que no informar de algo es censurar ese algo, muchas veces de forma premeditada. Otras, no.

Yo sólo he dicho que los humanos, todos, somos subjetivos. Y por más que la ciencia haya tratado y siga tratando de ser objetiva y convertirse en instrumento de objetividad para los humanos, ocurre que, hasta la fecha y que yo sepa, sólo el sujeto puede conocer y, al conocer, no puede prescindir de sí mismo y su carga (su subjetividad). Me repito.

Y también he dicho que cuanto antes reconozcamos que todos somos subjetivos, será más fácil que estemos dispuestos a hablar con otros para ver más o mejor y, sin renunciar a nuestra propia conciencia, necesidades y aspiraciones (añado ahora), solucionar algunos problemas.

No sé si queremos hablar de subjetividad y objetividad o de no tener la razón o tenerla, o de estar equivocado o acertado.

De cualquier modo, Finchu, me alegra hablar contigo de todo esto.

Buenas noches y dulces sueños.

Anderea dijo...

Me parece interesante pensar en por qué es de interés nacional hablar de la nariz de una mujer y no de la construcción ilegal. ¿Qué hay ahí? ¿A quién le favorece que eso sea así?

Veo: ¿Pan y circo? ¿Y a menos pan, más circo? ¿La audiencia?

Veo nuestros intereses, lo que de verdad nos importa y nos mueve el corazón, pero sin ahogárnoslo, sin recordarnos nuestra impotencia, sin obligarnos a movernos a una situación más incómoda de preocupación, diálogo y cambio hecho con muchos más. Esto último es muy incómodo para quienes hemos sido educados en el individualismo.

Veo los intereses de quienes nos gobiernan (no sólo el gobierno) y que utilizan esto que hemos dicho antes para mantener su poder. Así nos manipulan, nos dan circo para que se nos ocurra menos pedir más pan. Que por ahí se empieza y se acaba queriendo dirigir nuestras vidas y la panificadora.

Nos entretenemos, pasamos el rato, hablamos de cosas que nos tocan el corazoncito, nos empleamos más o menos a fondo "revolviendo" en las miserias de otros u otras, y así nos evadimos de las nuestras. Que "¡Ya bastante tenemos en el trabajo (o en el no trabajo)!". Descanso.

Podríamos haber preguntado por qué un partido de fútbol o la liga o todo ese carrusel de competiciones municipales, nacionales, internacionales ocupa tanto tiempo en los medios de comunicación.

Eso sí que también mueve mucho, muchísimo, dinero de una forma escandalosa. Y mueve muchísima emoción (y no sólo la "tableta" de no sé qué futbolista. Por cierto, voy a ver si la veo, debe de ser interesantísima. Ja, ja, ja. Soy humana y me gusta la belleza.).

¡Ah, la evasión! La necesitamos. Necesitamos saber, sentir, que tenemos opinión y poder sobre algo, que ganamos en algo sobre alguien. Y necesitamos descanso, alegría.

Quienes tienen el poder lo saben y lo utilizan. Es que son listos o listas. No mantienen su posición sólo porque la hayan heredado. Eso sólo unos pocos. (?)

En las escuelas, en las plazas de los barrios y pueblos, en los clubes, qué aprendizaje más totalitario aún del fútbol. Y de la belleza y... Vamos, de las formas de adquirir y mantener el poder.

Para otro momento, la necesidad de entretenimiento y y el verdadero placer. Me da la impresión de que este último sí que es revolucionario.

Es como si hubiéramos vuelto al discurso de finales de los sesenta. ¿No fue poco después aquella crisis tan bestial? ¿Con qué fue? ¿Con el petróleo?

He vuelto al viejo estilo de cuando no tenía blog. Pido disculpas.

Anderea dijo...

Me llevo la última parte de esta larga conversación a mi blog y así, si te resultan muy largas y plastas mis intervenciones las puedes "censurar" con todo mi consentimiento.

Gracias, Finchu, por la posibilidad de conversar largo y tendido sobre algo tan básico en nuestra sociedad.

finchu dijo...

Mira Almudena yo no sé si es posible o no la objetividad, no puedo competir contigo en cuestiones metafísicas, sólo soy un tornero en paro con estudios de formación profesional, pero habría que preguntarse de donde sale tanto odio hacia catalanes y vascos, si no es por una terrible manipulación informativa y a la censura de la realidad de estos pueblos.
Yo no sé como decirlo pero León Felipe si sabía y lo explicaba así:

SÉ TODOS LOS CUENTOS

Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto:
Que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan
con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
y sé todos los cuentos.

Anderea dijo...

Finchu, me entristece pensar que tú y yo podamos competir en algo. Si lo he hecho de esa manera, lo siento, lo siento y te pido disculpas. Finchu, yo apenas sé de nada ni un poco. Y menos sé de evitar un tono en mis palabras que no hubiera querido mantener.

Ojalá supiera yo decir como dices tú,

Y León Felipe dice y me parece que dice bien. Nos han enseñado los cuentos para que no tengamos miedo y hagamos la vida que a no sabemos quién le conviene que hagamos. Pero no creo que ni tú ni yo, ni siquiera León Felipe, lleguemos a saber todos los cuentos.

Yo tengo la impresión de que cada persona, cada familia, cada cultura, cada clase social, cada ideología, cada país tiene sus cuentos. Que les protegen, les orientan y les limitan.

Y estoy contigo, a veces se inventan los cuentos sobre los otros, para que parezcan más malos, más superficiales, más mentirosos... porque a alguien le interesa, a álguienes les interesa.

Tenemos que convivir y, para eso, tenemos que ponernos de acuerdo sobre muchas cosas.

Ahí es donde yo encuentro el problema. En ponerse de acuerdo. ¿Cómo nos podemos poner de acuerdo?

¿La verdad es única y objetiva, y sirve para ponerse de acuerdo? Pero si tenemos distintas verdades que vienen de nuestros distintos cuentos.

Y además, a veces no nos importa nada más que lo que queremos tener y, si podemos, si tenemos el dinero o la posibilidad de informar como queramos y a quien queramos o la posibilidad de atornillar a los otros como sea, lo hacemos.

Quizá llegáramos a entendernos y a acordar, hablando con los otros de cómo lo ven o incluso de qué necesitamos todos para vivir, si no hubiera intereses de cada quién y diferencias de poder, y si pudiéramos ver la ventaja de hablar entre nosotros y salir todos ganando.

Pero vivimos en "si tú ganas, yo pierdo", creo. Y aún no hemos aprendido a ganar todos con facilidad. Dicen que es posible. Pero es que en muchos cuentos del mundo parece que se cuenta que, si uno gana, el otro pierde.

No sé, Finchu, esto es lo que yo veo.

Para mí es motivo de esperanza pensar que podemos mirar lo que nos une, lo que nos hace parecidos. Darnos cuenta de que lo que el otro busca no es tan distinto de lo que busco yo, en el fondo.

Vuelvo a no saber, porque pienso en Berlusconi, por ejemplo, en los presidentes que llevan a sus soldados a hacer guerras que no acaban nunca y que no traen la paz... Pienso en cosas de esas y he de hacer un acto de fe y de esperanza enorme.

Siento si hablo difícil. Me gustaría hablar mejor, ver más claro y decirlo con mucha claridad, pero yo sólo soy una mujer a la que acunaron con muchos cuentos, que fue tranquilizada con muchos cuentos, que se engaña con muchos cuentos, que está cansada de no entender, de no poder hacer mejor, de no construir más entendimiento, más paz, más bienestar para sí misma y para quienes le rodean. Aún tengo mucho por aprender. Gracias por enseñarme la valentía al decir tu verdad, con insistencia, con sencillez, con inteligencia...

Cariño, Finchu, para ti y tu familia en esta extraña tarde de domingo.

Entradas populares