Frases del pueblo

Alison Krauss - Windy City (2017)

lunes, 21 de diciembre de 2009

¿Mala conciencia?

Banqueros - El Roto
Enrique Askenazi, banquero, fundador y presidente del grupo Petersen, accionista al 15% de YPF, filial argentina de Repsol:

"Siempre me he sentido culpable por ser rico"
¿Por qué? ¿Tal vez tiene la ligera sospecha de que ganó su dinero con métodos no demasiado transparentes?

7 comentarios:

finchu dijo...

Quizá en el fondo del problema esté la cuestión estratégica de si el petróleo es una buen opción de futuro, o hay que ir pensando en poner los dineros en otras alternativas energéticas mientras aún se pueda tener salida vendiendo las participaciones a buen precio.
Los chinos son una mina.

Logio dijo...

Debería haber un límite para la riqueza y otro para la pobreza, que se le quitara al que superara el primero y se le diera al que no llegara al segundo.

finchu dijo...

¡Huy lo que ha dicho! ¡Huy, Huy, Huy, lo que ha dicho Logio! a este rojo peligroso si no le fusilan mañana le fusilan pasao.

Juan Nadie dijo...

Hombre, tampoco será para tanto, porque de todas formas las cosas no son tan simples.

finchu dijo...

Pues igual sí es asi de facil, se llaman "impuestos progresivos" esto es: que paguen más los que más tienen y no como en la patria madre donde siempre pagan los mismos.

Logan y Lory dijo...

Logio en una sola frase acaba de hacer un completo tratado de lo que es el socialismo puro, lástima que en este mundo parece que ya no hay lugar para políticas de socialismo. El capital manda y los "amos" son estos especímenes que les remuerde la concicia de ser rico pero no les duele mandar a un hombre y a su familia a la mas desolada desesperación cuando les dejan en la calle con despidos masivos.

Pobre, seguro que no duerme...

Un abrazo.

Anderea dijo...

La riqueza en un mundo donde la mayor parte de las personas no son ricas, sino pobres. A mí sí que me parece un problema. Aunque hayas ganado el dinero de buena manera. Si es que hay una buena manera de ganar mucho dinero.

Afortunadamente, ese no es mi problema. Al menos, no en primera persona. Otra cuestión es en qué sociedad quiero vivir. En esta cuestión, creo que me acerco al bermellón. Ahora bien, no sé, si llegado el momento en que alguien decidiera que para igualar hubiera de quitárseme algo, no sé, digo, si sería capaz de cederlo sin más. Desde luego, antes comprobaría que a quienes tienen mucho más que yo, también se les hubiera "igualado".

¿Y el tema de las herencias? Jo, yo que siempre había tenido la esperanza de heredar muchísimo dinero de un pariente lejano del que nunca hubiera tenido noticia. Se me acabó hasta el sueño. Debo de ser una roja muy poco concienciada.

¿Tampoco hablamos, entonces, del apartamento en la playa, de la "segunda vivienda", no? ¿Ni del cochazo de más de... 8000 euros? Ni de la ropa de marca, los excesos en la mesa, los viajes de vacaciones, las joyas, los másteres universitarios...

Me parece que ésta va a ser una de esas raras (?) veces en que estoy de acuerdo con Juan Nadie. No es tan simple.

Pero sin duda que hay diferencias de "mucho bulto", de muchísimo.

Entradas populares