Frases del pueblo

50 años del Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band - The Beatles

Edición remasterizada por Giles Martin (hijo de George Martin), con unos cuantos añadidos curiosos.

viernes, 25 de abril de 2014

El arrabal del tango/ 18 - Viejo Tortoni

    Hace unas fechas, en un comentario a un post de la serie, Gatopardo nos evocaba el viejo Café Tortoni de Buenos Aires.
    El Tortoni fue inaugurado en 1858 por un tal Monsieur Touan del que poco se sabe, más allá de que era francés y que pretendía hacer una réplica de un café parisino de 1798. Se desconoce si en principio se ubicó en el 200 de Defensa o en la esquina de Rivadavia y Esmeralda, pero en 1880 cambió de dueño y se mudó al lugar que actualmente ocupa, en el 800 de Rivadavia. No existía por entonces la Avenida de Mayo, en la que hoy se encuentra su entrada principal.
    Es larga la lista de celebridades que hicieron del Tortoni un café legendario: artistas, oradores, periodistas, escritores, filósofos, cantantes... En el tango Viejo Tortoni se mencionan algunos: el pintor y escultor Benito Quinquela Martín, los poetas Raúl y Enrique González Tuñón, el compositor Juan de Dios Filiberto, el cantante Carlos Gardel, el poeta Baldomero Fernández Moreno. De Gardel se recuerda una sola actuación, en el homenaje al dramaturgo italiano Luigi Pirandello. A su Bodega acudía Alfonsina Storni, en su piano tocó Arturo Rubinstein y en sus mesas disertó Federico García Lorca.

    De todos los cafés que existieron y existen en la Avenida de Mayo, hay uno que resulta algo así como un sinónimo de la avenida y de todos los cafés de Buenos Aires: el Gran Café Tortoni. Este viejo café es casi una leyenda, una parte insustituible del espíritu de la ciudad. Fue refugio de la bohemia intelectual de los años de oro y aún sigue siendo un reducto acogedor para todas las manifestaciones del espíritu... (Oscar B. Himschoot y Ricardo A. Ostuni: Los cafés de la Avenida de Mayo. Buenos Aires, 1992)

Viejo Tortoni lo compusieron Héctor Negro (letra) y Eladia Blázquez (música) en 1979. En el siguiente vídeo lo canta la propia Eladia con alguna variación en la letra.

Viejo Tortoni (Héctor Negro - Eladia Blázquez) - Eladia Blázquez

Se me hace que el palco llovizna recuerdos;
que allá, en la Avenida, se asoman -tal vez-
bohemios de antaño y que están volviendo
aquellos baluartes del viejo café...
Tortoni de ahora, te habita aquel tiempo...
Historia que vive en tu muda pared...
Y un eco cercano de voces que fueron,
se acoda en las mesas, cordial habitué...

Viejo Tortoni, refugio fiel
de la amistad junto al pocillo de café.
En este sótano de hoy la magia sigue igual
y un duende nos recibe en el umbral...
Viejo Tortoni, en tu color
están Quinquela y el poema de Tuñón...
Y el tango aquel de Filiberto,
como vos, no ha muerto;
vive sin decir adiós...

Se me hace que escucho la voz de Carlitos
desde esta Bodega que vuelve a vivir;
que están Baldomero y aquel infinito
fervor de La Peña llegando hasta aquí...
Tortoni de ahora, tan joven y antiguo,
con algo de templo, de posta y de bar...
Azul recalada, si el fuego es el mismo,
¿quién dijo que acaso no sirve soñar?

domingo, 20 de abril de 2014

Paz en la campiña (Balada mugida y relinchada)


domingo, 13 de abril de 2014

Frases inteligentes/ 17





Una fe insensata en la autoridad es el peor enemigo de la verdad.

Albert Einstein, en una carta a Jost Winteler

miércoles, 9 de abril de 2014

Howe Gelb. Tres discos para las noches del desierto

A finales de los ochenta, Howe Gelb (1956) se escapó a vivir al desierto. Se llevó tres discos. Uno era de Miles Davis, otro era de Tom Waits y el tercero, de Tomatito. Es difícil entender qué lleva a un hombre a querer vivir en el desierto, alejado del mundo. Quizá sea precisamente eso, el deseo de estar alejado del todo. Tampoco debe resultar sencillo elegir solamente tres discos, más todavía en un hombre de discografía tan amplia y variada como Gelb.

Durante aquellos años, el músico escuchó los sonidos del desierto: sus estremecedores silencios. El último álbum de Gelb comienza con un arenoso “Bienvenidos al desierto”. ‘The coincidentalist’, su nuevo trabajo, es un disco profundo y por momentos oscuro que muestra todas las caras de la música de este hombre que tras un cuarto de siglo recorriendo las fronteras estadounidenses ha dominado todos sus géneros musicales y absorbido sus matices. Pero la curiosidad del líder de Giant Sands ha ido más allá de sus propias fronteras. Tras descubrir el flamenco, Gelb sintió que tenía una espina clavada con una música de guitarra profundamente intensa. En 2010 se quitó la espina al grabar ‘Alegrías’ en los tejados de Córdoba juntó a Raimundo Amador y lo que se bautizó como A Band of Gypsies. Aquel extraño experimento se alejaba de la manida fusión para acercarse al encuentro de músicos de distintas fronteras, en un intento de acércalas a través de la música, del compadreo, de las risas de los que no hablan la misma lengua pero comparten  el mismo idioma... ALFONSO CARDENAL

Lost Love - Howe Gelb (2013)


Vortexas (The Coincidentalist, 2013) - Howe Gelb


Howe Gelb con Raimundo Amador, Lin Cortés, Juan Panki y Añil Fernández - Posada del Potro, Córdoba, mayo 2010

martes, 1 de abril de 2014

El arrabal del tango/ 17 - Melodía de arrabal

    Melodía de arrabal, ese canto al barrio, es uno de los tangos más conocidos por estos lares, y seguramente también por los de allá.
    Compuesto por Alfredo Le PeraMario Battistella Zoppi (letra) y Carlos Gardel (música), es el tema principal de la película del mismo título rodada en Francia por Louis Gasnier y estrenada en Buenos Aires en abril de 1933, en el cine Porteño. La protagonizan Carlos Gardel, Imperio Argentina, Vicente Padula, Jaime Devesa, Manuel Paría, José Argüelles, Helena d'Algy y Felipe Sassone. Además de Melodía de arrabal, Gardel compuso para la película la canción Cuando tú no estás y el tango Silencio; Imperio Argentina cantó Evocación, No sé por qué y La marcha de los granaderos; a dúo interpretaron Mañanita de sol.
    En el filme participó la orquesta de Juan Cruz Mateo, con el guitarrista Horacio Pettorossi. En la versión discográfica Gardel canta acompañado por las guitarras de Barbieri, Riverol, Vivas y Pettorossi.
    Hoy queremos traer aquí dos versiones: la de Carlos Gardel para la película y la magnífica del compositor, profesor y pianista porteño Juan Maria Solare, afincado en Alemania.

Carlos Gardel en Melodía de arrabal (Louis Gasnier, 1933)

Juan María Solare

Barrio plateado por la luna,
rumores de milonga
es toda tu fortuna.
Hay un fueye1 que rezonga
en la cortada mistonga2,
mientras que una pebeta3
linda como una flor
espera, coqueta,
bajo la quieta
luz de un farol.

¡Barrio...! ¡Barrio,
que tenés el alma inquieta
de un gorrión sentimental!
¡Penas, ruegos...,
es todo el barrio malevo4
melodía de arrabal!
¡Viejo barrio,
perdoná si al evocarte
se me pianta5 un lagrimón,
que al rodar en tu empedrao
es un beso prolongao
que te da mi corazón!

Cuna de tauras6 y cantores,
de broncas7 y entreveros8,
de todos mis amores.
En tus muros, con mi acero
yo grabé nombres que quiero:
Rosa, la Milonguita,
era rubia Margot,
y en la primer cita
la paica9 Rita
me dio su amor...

1 Fueye: variante de fuelle, bandoneón.
2 Mistonga: pobre, humilde.
3 Pebeta: jovencita.
4 Malevo: pendenciero.
5 Se me pianta: se me escapa.
6 Taura: jugador arriesgado; valiente, osado, corajudo.
7 Bronca: disputa.
8 Entrevero: pelea, combate.
9 Paica: muchacha.

Entradas populares